PUERTAS SALMAR, preparada tecnológicamente para afrontar el futuro


Casi toda la carpintería que fabrica actualmente es lacada.

Puertas SALMAR es una empresa consolidada, reconocida y de prestigio en el sector de la carpintería industrializada de madera a nivel nacional. Tiene su planta de fabricación en el municipio manchego de Quintanar de la Orden, y su sede central en la localidad madrileña de Alcorcón, y se dedica fundamentalmente a la fabricación e instalación en obra de puertas y armarios de madera.

Esta empresa de fabricación y servicios, como le gusta decir a su director comercial, Jesús Maroto, trabaja en todo el territorio nacional, pero sus principales áreas de influencia están en Madrid, Zaragoza, Barcelona y Andalucía. Es ahí donde tiene su principal clientela.

La primera generación que puso en marcha SALMAR data de hace treinta años. En el 2008 entró la segunda, una generación que ha conseguido “aguantar” la crisis y que se marca la calidad y el buen servicio de lo que ofrecen como algo prioritario en su quehacer diario.

 

 

 

Ahora, en SALMAR afrontan el futuro con optimismo. “Las cosas empiezan a ir mejor, y se ve la luz al final del túnel”, asegura Jesús Maroto, tras registrar un balance favorable y un incremento de plantilla del 20% en los dos últimos años. Actualmente compone SALMAR un plantel de 130 empleados, entre personal fijo e instaladores.

En cuanto a su línea de trabajo actual, prima, con diferencia, la carpintería lacada. Un 95% de las puertas y armarios que fabrican para viviendas son lacadas, afirma Maroto. Anualmente fabrican elementos de carpintería para una media de 3.000 viviendas.

SALMAR gestionó los años de crisis acometiendo las necesarias mejoras tecnológicas en su fábrica, atendiendo a lo que iba a demandar el mercado y, aunque se plantean seguir creciendo, tienen muy claro que practicarán un crecimiento “controlado”, basado en el abastecimiento de la demanda del mercado nacional.

Sin embargo, están abiertos a fabricar nuevos productos, y también a prestar otros servicios añadidos, confirmando que “en madera, podemos hacer todo lo que nos pidan”, concluye el director comercial de la prestigiosa firma.

SALMAR pertenece a ASCIMA -Asociación Nacional de Fabricantes de Carpintería Industrializada de Madera-, y a FEIM -Federación Española de Industrias de la Madera-. Para Jesús Maroto, estar en estas organizaciones representa un valor para SALMAR porque “la unión hace la fuerza”. Cree que el hecho de estar en estas asociaciones sirve para fomentar y consolidad una mayor unidad entre los fabricantes de carpintería de madera; “algo fundamental para conseguir objetivos de futuro”.

 



 

Redes sociales

Facebook Twitter Youtube