La Asociación de Fabricantes de Ataúdes acata un código de buenas prácticas ambientales


IBERATAUD asume así la sostenibilidad ambiental, económica y social como un valor propio de la Asociación. Consciente de la importancia de contribuir a la conservación del Medio Ambiente, la Asociación Española de Fabricantes de Ataúdes de Madera y Derivados –IBERATAUD- ha decidido en asamblea general aceptar un compromiso total para tratar de mejorar día a día la calidad de la gestión medioambiental en sus procesos de fabricación, servicios y actividades.

 

Los principios e intenciones que IBERATAUD establece en su política de medio ambiente son los siguientes:

  • Cumplimiento con las disposiciones legales y reglamentarias vigentes y otros requisitos, que sean de aplicación a las actividades que se desarrollan a nivel internacional, estatal, autonómico y local.
  • Conseguir la satisfacción de los clientes, proporcionando productos de máxima calidad, competitivos y eficaces, en el ámbito de los ataúdes fabricados en España.

“Somos conscientes de la repercusión negativa que provoca la emisión a la atmósfera de los productos químicos que empleamos en nuestro proceso de fabricación, tales como colas, barnices o disolventes, entre otros –señala Begoña Sánchez, Presidenta de IBERATAUD-, y es por ello por lo que estamos comprometidos y obligados a realizar controles ambientales en nuestras empresas, gestionándolos los residuos correctamente a través de profesionales autorizados”.

En la parcela de los recursos humanos y materiales, el código de buenas prácticas de IBERATAUD aboga por una planificación escrupulosa, generando plantillas de profesionales altamente cualificados y favoreciendo su desarrollo profesional. “Es deseable la implicación activa y responsable de todos los empleados, proporcionando una formación adecuada que facilite su desempeño y potencie la participación, promoviendo el reconocimiento de los logros –explica Begoña Sánchez-. Fomentar el trabajo en equipo y compartir la información es vital para mejorar el nivel de calidad de nuestros productos”.

IBERATAUD trabajará por fomentar el empleo local, contribuyendo en la medida de sus posibilidades al desarrollo de las comarcas donde las empresas asociadas ejercen su actividad.

En el plano medioambiental, IBERATAUD persigue con su compromiso prevenir las repercusiones medioambientales nocivas o negativas, optimizando el uso de recursos energéticos y de materias primas. “Nuestra intención es utilizar madera cuyo origen es conocido, que procede de bosques sostenibles –concluye la Presidenta de IBERATAUD-; reciclar los materiales desechables en fábrica y oficinas y, finalmente, integrar en la estrategia de la Asociación un sistema de gestión enfocado a procesos que, mediante revisiones periódicas, impulse la mejora continua.

Así, tras la creación de este código de buenas prácticas, la política de gestión ambiental de todos los miembros de IBERATAUD está a disposición del público y se erige en el marco de referencia en sus acciones de producción, logística y transporte y comercialización de sus productos.

Todos los miembros de la Asociación Española de Fabricantes de Ataúdes de Madera y Derivados asumen como propio este compromiso, que alcanza a todos los empleados de las empresas, así como a sus clientes y colaboradores.



 

Redes sociales

Facebook Twitter Youtube