Nuevas acreditaciones de ENAC para comercializar derivados de madera en EE.UU.


La acreditación abre una puerta "a la comercialización y a la prestación de mejores servicios".

El Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMME, y el instituto tecnológico FCBA se han convertido en las primeras entidades acreditadas por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) para la realización de ensayos y la certificación, en el primer caso, y para la certificación, en el segundo, de derivados de la madera de baja emisión de formaldehído que permite dar cumplimiento la Ley de Control de Sustancias Tóxicas (TSCA) de los Estados Unidos.

Esta regulación fue desarrollada por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) con el fin de reducir la toxicidad del aire mediante la disminución de las emisiones de formaldehído de los productos derivados de la madera, como los tableros de partículas, los tableros de fibras de densidad media y los tableros contrachapados fabricados o comercializados en todo el país.

Para ello, la ley estadounidense establece los límites de la cantidad de formaldehído que pueden liberar estos productos y, para el reconocimiento de las entidades que deben ensayar y certificar el cumplimiento de estos límites de emisión, exige que las entidades de certificación y los laboratorios de ensayo estén acreditados por un organismo reconocido por

la EPA. ENAC es uno de los organismos de acreditación reconocidos por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos por lo que las entidades acreditadas por ENAC y los informes y certificados emitidos por ellas tienen validez para dar cumplimiento a la TSCA.

De este modo, Vanessa David, responsable de Calidad y Certificación en FCBA, explica que esta acreditación cumple con el objetivo de FCBA de “brindar a los profesionales de la industria de la madera en Francia la posibilidad de tener un organismo de certificación que pueda evaluar y certificar sus productos con respecto a la nueva reglamentación EPA”.

Además añade, que “son los profesionales de este sector quienes generan la necesidad de nuevas actividades acreditadas” y que, “para FCBA, es primordial estar a la vanguardia y adaptar su oferta según las necesidades de sus clientes a nivel nacional e internacional según las evoluciones del mercado”.

Por su parte, María Jesus Soler Pérez, coordinadora de Calidad y Normalización de AIDIMME también destaca la necesidad de contar con esta acreditación para poder ofrecer un servicio con las máximas garantías para sus clientes: “Para AIDIMME, es imprescindible la acreditación ENAC, tanto en certificación como en ensayo, para poder proporcionar estos servicios de certificación de producto a nuestros clientes. Así, las empresas pueden comercializar sus productos en EEUU, no perdiendo capacidad de negocio, en caso de que ya tuvieran establecidas relaciones comerciales con

EEUU, o disponiendo de una ventaja competitiva para iniciar su implantación en dicho territorio
”.

Asimismo, indica que la acreditación es una herramienta de valor para abrir la puerta a nuevos mercados y, en consecuencia, para prestar un mejor servicio: “En nuestro entorno observamos que la acreditación es cada vez más valorada en la evaluación de la conformidad ya que genera confianza en el receptor y es un elemento diferenciador. En ocasiones, como la que nos ocupa, es imprescindible para el acceso a estos nuevos mercados. Esto supone un gran reto para los centros que realizamos evaluación de la conformidad, ya que la acreditación nos permite prestar un mejor servicio a nuestros clientes y ayudarles en la introducción de sus productos en nuevos mercados, especialmente en tiempos como los actuales en los que la internacionalización es tan importante, pero también nos exige un esfuerzo considerable de diversificación, conocimiento y adaptación a normas, requisitos y reglamentaciones de diferentes países y entornos”.

 

 

ENAC tiene como misión generar confianza en el mercado y en la sociedad evaluando, a través de un sistema conforme a normas internacionales, la competencia técnica de laboratorios de ensayo o calibración, entidades de inspección, entidades de certificación y verificadores medioambientales que desarrollen su actividad en cualquier sector: industria, energía, medio

ambiente, sanidad, alimentación, investigación, desarrollo e innovación, transportes, telecomunicaciones, turismo, servicios, construcción, etc. Contribuye, así, a la seguridad y el bienestar de las personas, la calidad de los productos y servicios, la protección del medioambiente y, con ello, al aumento de la competitividad de los productos y servicios españoles y a una disminución de los costes para la sociedad debidos a estas actividades.

La marca ENAC es la manera de distinguir si un certificado o informe está acreditado o no. Es la garantía de que la organización que lo emite es técnicamente competente para llevar a cabo la que realiza, y lo es tanto en España como en los 100 países en los que la marca de ENAC es reconocida y aceptada gracias a los acuerdos de reconocimiento que ENAC ha suscrito con las entidades de acreditación de esos países.



 

Redes sociales

Facebook Twitter Youtube